Marco legal

La actividad profesional de los detectives privados está regulada por la Ley 5/2014 de 04 de Abril de Seguridad Privada. Esta ley determina el ámbito de actuación en la que un detective privado puede desarrollar su ejercicio profesional. Concretamente, a petición de una persona física o jurídica legítimamente interesada, el detective podrá:

  • Obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados.
  • Investigar delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en un proceso penal.
  • Realizar tareas de vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos.

Además, el detective en el desarrollo de su labor profesional no podrá vulnerar los derechos de protección al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen ni al secreto de las telecomunicaciones.

Un aspecto fundamental en la relación entre el cliente y el detective privado es la necesaria confidencialidad que éste debe mantener sobre el caso en el que trabaja. Así, la relación entre Investigaciones Privadas NOR y sus clientes es personal y presencial desde el momento de la realización y entrega del presupuesto hasta la entrega del Informe resultante.

 

Marco legal